martes, 27 de agosto de 2019

Hombres desnudos (Reseña)


    Título: Hombres desnudos

    
Título original: Hombres desnudos

    Saga: No

    Autora: Alicia Giménez Barlett

    Editorial: Planeta

    
Nº Páginas: 480

    
Precio: 21,90 €




Nadie puede imaginar hasta qué punto los tiempos convulsos son capaces de convertirnos en quienes ni siquiera imaginamos que podríamos llegar a ser. Hombres desnudos es una novela sobre el presente que estamos viviendo, donde hombres treintañeros pierden su trabajo y pueden acabar haciendo estriptis en un club, y donde cada vez más mujeres priman su carrera profesional sobre cualquier compromiso sentimental o familiar. En esta historia, esos hombres y esas mujeres entran en contacto y en colisión, y lo harán con unas consecuencias imprevisibles.

Sexo, amistad, inocencia y maldad en una combinación tan armónica como desasosegante.





En esta novela contamos con varios protagonistas que acarrean con el peso de la trama y que se van sucediendo durante la novela de una forma un poco peculiar, ya que la autora no avisa de los cambios entre unos y otros, sino que en una misma conversación entre dos personajes, va saltando de uno a otro sin avisar y a veces resulta un poco caótico hasta que conoces bien a los personajes.

Por un lado tenemos a Javier, un profesor de instituto que acaba de perder su trabajo y que ha entrado en una especie de vorágine de tristeza y depresión al ver que le está resultando imposible encontrar otro trabajo. Además, él es un soñador al que le gusta poder enseñar lo que más le gusta, la literatura, y estar en casa viviendo de su novia le está resultando cada vez más difícil a pesar de que tenga todo el tiempo del mundo para leer.

Pero este no es el único al que le acaba de cambiar la vida. A Irene la acaba de dejar su marido, con el que mantenía una especie de relación basada en el interés mutuo por parte de ambos, pero por el que no sentía un amor real. Ella es una mujer de negocios, fría y dura, y siempre ha hecho lo que consideraba mejor de cara a los demás y para conseguir la aprobación de su padre, un empresario recto que la crio solo debido a la muerte prematura de su madre.

El mayor problema de esto no es que ella esté destrozada por perder a su marido, sino que está molesta porque tenía una vida cómoda y aburrida basada en una serie de hábitos con él, y ahora no sabe cómo debe enfrentarse sola al mundo, y mucho menos está preparada para las habladurías de sus círculos sociales, los cuales no le interesan lo más mínimo. Y otro factor importante de esta historia es Iván, un chico de barrio, maleducado, prepotente y con aires de grandeza que ha tenido siempre una vida difícil, y que por azares de la vida acaba entrando en la vida de Javier, nuestro profesor en paro, revolviendo todos sus esquemas.

La verdad es que llevaba varios años queriendo leer este libro desde que supe de su existencia cuando salió publicado como premio planeta. Me llamaba mucho la atención leer algo sobre prostitución masculina, ya que es un tema sobre el que no hay demasiada información en los medios al verse bajo la sombra de la femenina, que es mucho más común.

He de decir que me ha gustado, pero también que me costó bastante coger el ritmo de la historia, ya que sentía que no llegaba nunca al tema de la prostitución, que es lo me había animado a leerlo. Y eso, unido con el hecho de que los personajes van cambiando de forma un poco caótica y que no te aclaras muy bien hasta que vas bastante avanzado en la novela, me hizo el principio de la lectura un poco tedioso.

Por otro lado, me ha gustado mucho como trata la autora el tema y como nos muestra distintas formas de afrontarlo, dependiendo mucho de la personalidad de los personajes. Estos son bastante complejos, llenos de claroscuros y con vidas complicadas, por lo que no llegas a empatizar con ellos, pero si a comprenderlos en algunos aspectos y ves como han llegado a la situación en la que se encuentran. Creo que la autora ha sabido crearlos a la perfección y la aplaudo por ello, porque no creo que resulte sencillo tener unos personajes tan complejos y con una realidad tan complicada.







Nos leemos.

jueves, 11 de abril de 2019

Cada día (Reseña)

    Título: Cada día

    
Título original: Every day

    Saga: No

    Autor: David Levithan

    Editorial: Molino (RBA)

    
Nº Páginas: 304

    
Precio: 17,99 €




Todas las mañanas, A despierta en el cuerpo de una persona diferente. Sin aviso previo de dónde ocurrirá o quién será el elegido. Pero A ha aprendido a vivir con ello e incluso tiene una serie de normas para seguir adelante: No te impliques demasiado. Pasa desapercibido. No interfieras. Todo marcha bien hasta que conoce a Rihannon y las reglas que A se ha impuesto pierden sentido. Porque, finalmente, A ha encontrado a alguien con quien quiere estar... un día, y otro, y el día siguiente.







Este libro comienza con un argumento bastante diferente, por lo que siempre había querido leerlo desde que lo conozco. Nos encontramos con A, un alma destinada a cambiar de cuerpo cada día ocupando el de su receptor durante 24 h, en las cuales siempre se despierta en el cuerpo de un chico o una chica de su edad, y a una distancia cercana relativamente al cuerpo anterior.

Este argumento nos trae consigo algo especialmente novedoso y más si pensamos que el libro se publicó en 2012, hace ya unos cuantos años. Nos trae un personaje que no tiene sexo propio, pues cada día cambia de cuerpo y tiene que adaptarse al sexo en el que se encuentre, por lo que ve a las personas como almas y no como cuerpos. Es decir, es un personaje que ha sido chico y tenido novia, también en otras ocasiones ha tenido novio, y lo mismo las veces que ha sido una chica.

Esto da pie a comentar un montón de temas que están hoy en día sobre la mesa, sobre las personas que no se fijan solo en un físico sino que se enamoran únicamente de la persona, sin importarles el sexo de esta. Aunque al mismo tiempo el libro te pone en distintas situaciones hablando sobre amores tóxicos, amores entre personas del mismo sexo, problemas de identidad de género, problemas de adicciones, y un sinfín de etcéteras. Algo que me ha parecido sencillamente magistral por la manera que tiene el autor de abordar estos temas y mostrarlos sin tabúes ni complejos, tal y como son.

No cabe duda que estamos ante un libro juvenil, y en este caso nos encontramos que el hilo argumental se basa en que nuestro protagonista, rompiendo todas sus reglas propias, se enamora de Rihannon, la novia de uno de los cuerpos en el que se despierta. Pero este amor le va a resultar muy complicado puesto que A nunca coincide con la misma gente dos días seguidos, ya que al despertar en cuerpos diferentes tiene que conocer a sus nuevos amigos y familia, evitando crear lazos con ellos pues sabe que estos serán efímeros.

He de decir que esto es lo que menos me gustaba del libro cuando lo empecé, ya que teniendo este trasfondo quizás esperaba una trama un poco más compleja; es decir, algo bastante más maduro o trascendental que una historia de amor entre dos chavales de instituto. Pero la verdad es que conforme se va desarrollando la historia vemos que esta relación sí es bastante compleja y que tiene que superar todo tipo de barreras sociales y personales, por lo que al final me acabó gustando bastante, pese a que para mí el fondo de la historia le supera con diferencia.

En resumen, una novela diferente, que rompe con todos los esquemas establecidos y que te hace reflexionar sobre muchos temas de actualidad bastante importantes. Una historia de esas que lees y se te queda para el recuerdo, porque es diferente pero a la vez también es bonita y muy especial. Así que os recomiendo encarecidamente que descubráis a A y todas las dificultades que tiene para vivir cada día.






Nos leemos.